¿Por qué en las finales, Tata?

Por Nicolás Timossi (pape_timossi@hotmail.com)  

FINAL DE LA COPA AMÉRICA CENTENARIO
Martino, de mensaje ambiguo, no terminó de confirmar una idea.

Por segundo año consecutivo, Argentina fue víctima de Chile en una final de Copa América. El responsable de que la Selección haya llegado a esas instancias fue el DT Gerardo Martino, sin embargo también tiene la responsabilidad de ambas derrotas en los encuentros definitorios.

¿Por qué un hombre que consiguió imponer su estilo de juego, que por momentos era vistoso, decidió optar por otro estilo en las finales? Tanto en 2015 como en 2016, al equipo se lo veía con confianza, jugando de manera espléndida hasta semifinales. Pero, por alguna razón, el entrenador decidió cambiar en los partidos finales. Y para mal.

En la primera final entregó la posesión de la pelota al conjunto trasandino, lo sufrió porque el esfuerzo de correr y presionar lo realizaron los jugadores argentinos, que cuando recuperaban la pelota, eran derribados sistemáticamente con faltas. Aparte de fallar con los cambios (no con los nombres), ya que las modificaciones sean puesto por puesto y no con más vocación ofensiva.

Ya en la segunda definición, disputó un gran primer tiempo, donde al conjunto albiceleste se lo vio jugando al igual que en los partidos anteriores. Sin embargo el panorama  cambió cuando el polémico árbitro decidió expulsar a Marcos Rojo para dejar a ambos equipos con 10 jugadores.

Cuando se inició la segunda etapa, `La Roja´ se adueñó de la pelota. La selección perdió profundidad en ataque y, para complicar más las cosas, Martino sacó a Higuaín para poner a Agüero. Luego cambió a un Di María que jugó tocado por un mediocampista central como Matías Kranevitter. Pero no sería todo, porque teniendo la posibilidad de realizar cuatro cambios como aprovechó Pizzi en Chile, sólo hizo 3 y el último lo realizó en la segunda mitad del alargue, cuando Erik Lamela ingresó por otro tocado que era Banega. Una sustitución que debió realizarse en los primeros 90 minutos.

Uno de los mayores errores de Martino en esta última final fue poner en el once inicial a dos jugadores todavía lesionados como fueron Di María y Banega, sumado a que los hizo jugar gran parte del partido. Siendo evidente que `Fideo´ Di María contaba con dificultades en la movilidad y no pudo desplegar su gran juego. A Ever también se lo notó distinto y con problemas para moverse y jugar la pelota.

Otro error del ex entrenador de Newell’s fue convocar a un Javier Pastore que durante las tres semanas estuvo lesionado y sólo completó un entrenamiento.  De hecho estuvo en duda la presencia de Biglia ( que al tercer partido estaba disponible) pero nunca al crack cordobés que lamentablemente viajó para recuperarse y no logró hacerlo a tiempo.

Gracias a esos  errores de Martino, que suma un nuevo fracaso dirigiendo a Messi. (Barcelona 2013/14 y Argentina 2015/2016), la selección se privó de cortar la racha de 23 años sin títulos que se extenderá como mínimo a 25. Sin embargo confiamos en que en agosto el `Tata´ se pueda dar el lujo de consagrarse campeón olímpico en Río, siempre y cuando continúe al mando de la Selección y no repita los mismos errores.

Anuncios

Argentina Conduce: La mitad más uno

Seis entrenadores nacidos en nuestro país son los encargados de conducir los sueños de sus combinados sudamericanos hasta Rusia 2018. Curiosidades de un fenómeno éxitoso que cuesta exportar hasta el viejo continente.

pizzi1
Pizzi tendrá la difícil tarea de continuar el legado de Sampaoli.

Con la confirmación en la pasada semana de que el argentino Juan Antonio Pizzi será el nuevo entrenador del Seleccionado Chileno de Fútbol en reemplazo de su compatriota Jorge Sampaoli, llegó también la reafirmación de una estadística curiosa: nuestro país conservará, de momento, la mayoría absoluta de los conductores entre las diez federaciones afiliadas directamente a Conmebol, número que podría haber mermado sí el reemplazante del DT campeón con La Roja hubiese sido de otra nacionalidad.

El número, que no es una rareza sino una continuidad de una tendencia que se acrecentó después del último lustro, resulta llamativo cuando se transporta al continente europeo: a diferencia de lo que pasa con los jugadores albicelestes, a los entrenadores les resulta muy costoso conseguir oportunidades en el continente europeo e incluso, pocos logran plasmar resultados trascendentes.

image53b0a7a508b7d3-97450409
Para muchos, Pekerman es el mejor entrenador de la historia cafetera.

De regreso en Sudamérica, con Pizzi continúan siendo seis los argentinos que conducen selecciones: Martino en Argentina, Pekerman en Colombia, Quinteros en Ecuador, Ramón Díaz en Paraguay y Gareca en Perú. Con la excepción del recién llegado, todos vienen de cumplir actuaciones destacadas (en relación a las expectativas) en la última Copa América/Eliminatorias y la cabeza de ninguno de ellos pareciera correr peligro de cara a la próxima edición centenaria.

Este relativo éxito, que encontró su puntapié en la llegada de Marcelo Bielsa a Chile allá por mediados de 2007 (reflejado por Destino Moscú en https://goo.gl/Y0aL1h) y el buen paso del propio Martino por el seleccionado paraguayo, tiene correlación en la cantidad de títulos obtenidos por entrenadores argentinos en el fútbol suramericano (obviando, naturalmente, al fútbol local) pero por razón u omisión, nunca logra dar el salto hacia un estrato más prestigioso.

La fijación sudamericana en los estrategas argentos no es novedad: desde los albores del fútbol hasta la fecha, 40 ciclos de entrenadores nacionales se han iniciado entre 8 de las selecciones extranjeras: solo Brasil se abstuvo de tener algún DT argentino a lo largo de su historia. El resto, mucho menos celoso: Bolivia se permitió ocho etapas de preparadores criollos, Chile siete; Paraguay y Colombia, seis; Ecuador cinco; Venezuela, cuatro, Perú tres y Uruguay, que tuvo un único periodo de extranjeros en el banco de suplentes, contó con Daniel Pasarella a principios de los 2000.

TRES TÉCNICOS DEBUTAN Y UN PARTIDO DE FINAL DE COPA MUNDO SE REPITE
El Flaco le devolvió la ilusión al pueblo peruano.

El dato llama la atención: Sobre diez selecciones, nueve contaron con entrenadores argentinos a lo largo de su historia. La misma cantidad refleja el análisis si el corte se realizará en el siglo XXI: las ocho selecciones extranjeras citadas anteriormente contaron al menos con un compatriota entre el año 2000 y en estos días, con 15 ciclos y 14 representantes, ya que Gustavo Quinteros, además de su actual trabajo en Ecuador, condujo a su par de Bolivia. Chile es el mejor empleador: sus últimos cuatro seleccionadores nacieron en este país y si Pizzi logra cumplir su contrato, superará la década de conducción albiceleste.

Atletico Madrid's coach Diego Simeone reacts during their Spanish Super Cup first leg soccer match against Real  Madrid at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid
Simeone alcanzó un éxito impropio para sus colegas latinos en europa.

El desafío para los próximos entrenadores estará en lograr dar el salto hacia el terreno más competitivo: descontando el excepcional caso de Diego Simeone en el Atlético de Madrid (muy lejos todavía, pero en vereda de alcanzar los registros de Helenio Herrera cuando en el fútbol no existían las repeticiones) solo los rosarinos Bielsa en Marsella y Pochettino en Tottenham alcanzaron resultados trascendentes la última temporada.

Atrás quedaron los logros obtenidos por Héctor Cúper en Valencia y Mallorca; a los más éxitosos aquí, se les hace cuesta arriba por aquellos lares: Bianchi no logró hacer pie en tres ligas distintas; el propio Ramón Díaz no tuvo jamás la oportunidad. Acaso el título sudamericano obtenido por Chile le abra la puerta al propio Sampaoli de obtener una oferta seductora desde lo deportivo, algo que otro exitoso como Alejandro Sabella esperó con la chapa de subcampeón del mundo y, por cuestiones diversas, todavía no recibió.

Messi, sin Juegos Olímpicos

El entrenador de la Selección Gerardo Martino confirmó la no convocatoria de la La Pulga en los próximos Juegos, algo que sí se dará en la Copa América del Centenario y las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Icardi, Tevez, Higuaín y la violencia en el clásico platense, otros ítems de la charla que mantuvo el Tata con los colegas de La Red.
212252.jpg
El DT del seleccionado argentino de fútbol, Gerardo Martino, confirmó ayer que el crack rosarino Lionel Messi no irá a los Juegos Olímpicos Río 2016 aunque si participará en la edición especial de Copa América y Eliminatorias Sudamericanas 2018.
“Messi no va a ir a los Juegos Olímpicos porque habrá mucha competencia con la selección mayor”, afirmó Martino en diálogo con radio La Red a propósito de la participación del seleccionado argentino de fútbol en los Juegos Olímpicos Río 2016 a disputarse entre el 5 y el 21 de agosto próximo.
El entrenador rosarino recordó al respecto que el seleccionado argentino tendrá competencia en Copa América, en Estados Unidos; los Juegos Olímpicos Río 2016 y tres fechas por las Eliminatorias Sudamericanas para el mundial de Rusia 2018, de las que Messi no participará de la segunda.
Martino anticipó además que utilizará el cupo de tres futbolistas que superen la línea de 23 años “en una misma línea” y estaría orientada hacia la zona defensiva.
Por otra parte, el ‘Tata’ apuntó que “no es el mejor momento” para la convocatoria del delantero de Inter de Italia Mauro Icardi, consideró a Carlos Tevez como “un jugador de selección” más allá de su regreso a la Argentina para jugar en Boca y expresó su satisfacción por el rendimiento del atacante Gonzalo Higuain, goleador de la liga italiana, en el líder Napoli.
“Lo del ‘Pipita’ es una situación casi personal, quiero que le vaya bien”, subrayó.
Martino se refirió también a los incidentes entre los jugadores de Estudiantes y Gimnasia en la ciudad de Mar del Plata, en el amistoso de verano que fue suspendido por agresión entre los protagonistas: “no estamos bien de la cabeza si pensamos que un partido de verano determina algo. La parte final después de la pelea fue mas lamentable”. evaluó.

 

 

 

En España hay un “Cholo” líder: Barcelona

635897689754591697.jpg

Por Nicolás Timossi

Este mediodía jugaron Barcelona y Atlético Madrid, duelo importante donde se medían los líderes de la Liga. Los catalanes tuvieron a su favor la localía y durante el encuentro las expulsiones en el equipo Colchonero para finalmente ganar 2-1, pese a haber comenzado perdiendo.

No podía faltar la presencia argentina en el match, por el lado Culé como siempre estuvieron Javier Mascherano y Lionel Messi, autor del gol que había igualado el partido. En cuanto al equipo indio fue titular Augusto Fernández, quien se sufrió una lesión. En el banco de suplentes quedó esperando su oportunidad Luciano Vietto.

Fue un partido igualado, sin embargo Atlético Madrid logró ponerse en ventaja a los diez minutos tras un golazo de Koke. A su manera, Barcelona logró igualar el encuentro tras una gran serie de pases cuando iba media hora de juego. Jordi Alba se filtró por la izquierda y con un centro raso encontró a Messi, quien definió al primer palo aprovechando que Oblak iba en carrera hacia el lado contrario de la portería. El segundo gol blaugrana llegó ocho minutos después por intermedio de Luis Suárez, que demostró gran capacidad para resistir la marca y anotar de buena manera, pese a no contar con demasiado espacio.

Cuando quedaban segundos para finalizar el primer tiempo, llegó la primera tarjera roja. Quedó una pelota dividida cerca del lateral, fueron a buscarla Messi y Filipe Luis, el brasileño llegó a destiempo e impactó los tapones de sus botines en la rodilla del crack argentino. De inmediato se dio cuenta del error que había cometido y comenzó a enfilar hacia las duchas.

En el segundo tiempo el equipo de Cholo Simeone se plantó para jugar de igual a igual y lo consiguió, pero todo se disparó luego de un ataque del equipo rojiblanco, donde Bravo impidió el empate con su pie, cuando ya se había arrojado hacía el otro lado. Tras esto llegó la respuesta de Barcelona, nuevamente una pelota dividida, esta vez la disputa es entre Luis Suárez y Diego Godín. Por un segundo el defensor central del Atleti no llegó al balón y golpeó a su compatriota. Así dejaba a su equipo con nueve hombres a falta de 25´. Pero habría más malas noticias para el DT argentino porque a los 76 minutos Augusto Fernández se tuvo que retirar lesionado, lo que puede significar una alternativa menos para la Selección en las eliminatorias.

Luego no hubo más incidencias, el partido finalizó 2-1 a favor de Barcelona, quien ahora domina la liga por tres puntos de ventaja con un partido menos que su escolta (Atlético Madrid). Ahora los catalanes se centran en la Copa del Rey, donde jugarán la primera semifinal  ante Valencia esta semana.

 

Dos meses para Augusto

635897733685980330.jpg

El mediocampista argentino Augusto Fernández podría estar unos dos meses de baja, después de sufrir una lesión en los ligamentos de la rodilla izquierda.

Según informó el Atlético a través de un comunicado en su página web, el futbolista padece “una lesión de la rodilla izquierda con afectación del ligamento”, cuyo alcance deberán determinar las pruebas a las que será sometido mañana.

Algunos medios españoles, sin embargo, ya adelantaron que la lesión de Augusto Fernández es una rotura parcial del ligamento lateral interno, la misma que tuvo a su compatriota Lionel Messi dos meses inactivo antes del Mundial de Clubes.

En Francia también juegan

 

Paris Saint Germain vs EA Guingamp
El Fideo, la carta de fútbol del PSG

Así es, sigue habiendo presencia Argentina en Europa, cuando mañana a partir de las 17:05, Paris Saint Germain busqué un lugar en la final de la Copa de la Liga de Francia. Se medirá ante Toulouse FC, en el estadio Parc des Princes, en la Ciudad de La Luz.

PSG tiene en sus filas a los argentinos, Ángel Di María, Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi. Los tres jugadores son tenidos en cuenta por Martino, quien tendrá que adquirir varios televisores para ver a todos los argentinos que estarán en acción mañana por las distintas competiciones. Al respecto de argentinos en acción, Toulouse cuenta con Óscar Trejo.

Quien resulte ganador de esta eliminatoria se enfrentará en la final al Lille OSC, equipo actual del defensor argentino Renato Civelli. El partido definitorio se llevará a cabo el 23 de abril en el Stade de France.

El Dilema de los Tres Palos

Por Nicolás Timossi

Estamos acercándonos a la reanudación de las Eliminatorias y hay un puesto en la selección que debería, por naturaleza, inquietar a los argentinos y sobre todo, a Martino: es el de arquero. Sergio Romero, quien hace las veces de titular con la albiceleste, carece de minutos en Manchester United; Nahuel Guzmán y Agustín Marchesin no atraviesan su mejor momento en la liga mexicana, una competición, a priori, de menor nivel.

 
¿Es el momento de ofrecer la oportunidad a otros guardametas? ¿Se debe respetar a los tres actuales? A la hora de pedir reemplazos, desde hace años entre el público suena el nombre de Marcelo Barovero, sobrio arquero de River. Desde la temporada pasada, también se ha oído el nombre de Gerónimo Rulli.

 
Por detrás de estos cinco hombres se encuentran nombres con experiencia: el dos veces mundialista Mariano Andújar o el sobrio golero del City Wilfredo Caballero. Más atrás, asoman Walter Benítez y Ezequiel Unsain, chicos con grandes chances de disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016.

 
Desde el plano individual, queda todavía más expuesto que la actualidad de los habitualmente convocados no es la medida para confiarles la responsabilidad de custodiar el arco albiceleste.

 
Sergio Romero: Fichó por el Manchester United a principios de temporada, tras completar una buena Copa América. Comenzó como arquero titular debido a que David De Gea estaba negociando su salida del club. En este periodo en el cual misionero cuidó el arco de los “Diablos Rojos” cumplió de gran manera su labor, siendo figura en varios encuentros. Sin embargo, cuando no llegó a cerrarse el traspaso del portero español, Chiquito perdió la titularidad. Su última actuación se produjo el 28 de octubre de 2015, cuando su equipo igualó sin tantos ante el humilde Middlesbrough por la Capital One Cup, quien en la tanda de penales se impuso por 3-1 eliminando al equipo del arquero argentino.

 
Nahuel Guzmán: Está en Tigres desde 2014, equipo con el cual fue finalista de la pasada edición de la Copa Libertadores, en la que fue derrotado por River, 0-0 en el Estadio Universitario y 3-0 en el Monumental. Sin embargo, sus buenas actuaciones permitieron que su equipo se consagre campeón del Apertura 2015 de México, tras ganar 3-0 el primer partido de local, y ser derrotados por 1-4 de visitante, fue el héroe ya que detuvo un penal para que su equipo se imponga por 4-2 en la serie de penales. En el campeonato que se está disputando, al cabo de tres jornadas lleva recibidos tres goles, dos marcados por parte de Guadalajara y el restante por Monterrey. Hace un puñado de días, fue víctima de un error de cálculo que le costó la caída de su equipo y lo colocó en el ojo de la crítica.

 
Agustín Marchesin: Se encuentra en Santos Laguna desde 2015 y se convirtió en un hombre importante, ya que en ese mismo año logró ganar la primera división mexicana y el trofeo “Campeón de Campeones”. Sus buenas actuaciones le permitieron formar parte del equipo ideal de la primera división mexicana y ser nombrado el mejor jugador de dicha competición.

 
Marcelo Barovero: El portero de River viene demostrando un gran nivel desde que jugaba en Vélez. Sin embargo, sus grandes cualidades dieron frutos en el primer semestre de 2014, donde el millonario ganó el torneo final argentino. Este fue el comienzo de una gran racha, seis meses más tarde se consagraría campeón de la Copa Sudamericana, lo que le permitió que en febrero de 2015 Trapito sume un título más a sus vitrinas. Esta vez la Recopa Sudamericana, quedaba lo mejor para el final porque en agosto continuaron la racha de títulos logrando la Copa Libertadores. Ese mismo año volvió a jugar la Copa Sudamericana, en la que fue eliminado en semifinales y fue finalista del Mundial de Clubes, donde River fue derrotado por 3-0 ante Barcelona. Más allá del resultado, el golero cordobés cuajó dos muy buenas actuaciones en dicho torneo.

 
Gerónimo Rulli: Arribó a la Real Sociedad a mitad de 2014. Comenzó siendo titular y teniendo grandes actuaciones, pero a finales de agosto de aquel mismo año sufrió una lesión que lo marginó bastante tiempo de los terrenos de juego. Tras recuperarse, volvió a la titularidad y mostró un gran nivel adueñándose del arco del conjunto vasco, ganándose el afecto de la hinchada txuri-urdin, quien a final de temporada lo eligió como el mejor jugador de la temporada 2014/2015. Actualmente sigue demostrando un buen nivel, pese a haber recibido 33 goles en 21 encuentros.

 
Mariano Andújar: Llegó a Estudiantes de La Plata luego de la lesión sufrida en la Copa América. A pesar de ser un gran arquero y todo lo que representaba en el club, no disputó ningún partido en el último semestre por decisión del cuerpo técnico que entonces dirigía Gabriel Milito. Actualmente está realizando la pretemporada con el elenco platense, disputando amistosos en los cuales demuestra que sigue siendo una alternativa más que válida para defender el arco de la selección.

 
Wilfredo Caballero: Sus espectaculares actuaciones con Málaga, permitieron que en julio de 2014 Manchester City ponga sus ojos en él. En el conjunto Citizen en el cual hace de titular los días de copas nacionales. Willy ya ha tenido experiencia en la Selección Juvenil, con la que ganó el Mundial Sub-20 en el año 2001 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Atenas 2004 siendo alternativa del invicto Germán Lux.

 
Walter Benítez: Formado en Quilmes, este año se ganó la titularidad a base de grandes atajadas; fue pretendido por grandes equipos, sin embargo continúa en el cervecero. Es uno de los jugadores ojeados por Gerardo Martino para viajar a Río.

 
Ezequiel Unsain: De la cantera de Newell´s, debutó a mitad del año pasado. En muy poco tiempo le ganó la titularidad a Óscar Ustari (ex selección Argentina). Pese a tener solo 20 años ha demostrado mucha madurez para jugar en primera y por qué no, en la Selección.

El Sorteo de la Copa América, el 21/02

La edición especial por el Centenario de la competencia más antigua a nivel selecciones definirá sus cruces a fines del mes entrante, con el conjunto dirigido por Martino como uno de los cabezas de serie. Serán 16 equipos los que participen, repartidos en diez sedes a lo largo y ancho de Estados Unidos.

 

tata_5
Martino es consciente de que tiene una chance inmejorable de inmortalizar su ciclo. EFE

Seguramente, cuando Gerardo Martino pudo por fin descansar tras lo que fue un año intenso para la Selección y su propia historia, la imagen se le cruzó por la cabeza. Incluso puede que haya intentado disipar la idea con un manotazo, como si se tratase de una mosca atraída por el rechazo. El “Tata” nunca lo dijo, pero lo pensó varias veces: La disputa de la edición sui generis de la Copa América que se celebrará le cae a su ciclo como anillo al dedo.

En un 2016 que promete ser todavía más intenso que el año anterior para el entrenador, por la disputa de la referida Copa y de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Martino se encuentra con la inmejorable chance de recuperar el terreno perdido en materia de títulos. El “Tata” encuentra en la nueva edición una revancha que en la previa, amenaza con ser un poco más competitiva: más selecciones y el incómodo local en crecimiento que siempre resulta ser el conjunto yanqui.

El contexto de un país poco combativo y hambriento de espectáculo puede jugar a favor del combinado albiceleste, que padeció en Chile la presión de hinchas propios y ajenos. La figura de Lionel Messi, en tal caso, resultará fundamental para cosechar simpatías cuando los elencos menos poderosos vayan quedando en el camino. Está claro, no es, Estados Unidos, el escenario más inhóspito para jugar al soccer.

Será la segunda competencia futbolística más importante de la historia de la nación norteamericana, tras el recordado Mundial 94’ en el que, en una tragedia sin precedentes, 30 millones de argentinos quedaron confinados a una silla de ruedas de la que todavía no lograron despegarse.

Entering_Levi's_Stadium
El imponente Estadio Levi’s de San Francisco lleva el nombre de la reconocida empresa textil, que financió su construcción en 2014. Tiene una capacidad para 70 mil personas y será la casa de la nueva edición del SuperBowl.

El 21 de febrero es la fecha elegida entonces para que se realice el sorteo que definirá los rivales de Argentina en la primera ronda. Serán diez estadios, todos de ellos modernos (la reconstrucción más antigua data del 2002) los que albergarán la edición más simbólica desde el comienzo de la propia competencia. Cuando la última bolilla quede en el aire neoyorquino, Gerardo Martino comenzará a apostar todas sus fichas en la revancha de su caída más dolorosa.  No lo admitirá públicamente.

Aunque lo sobrevuele una idea cargosa que no pueda cachetear.

El cuento de la Joya y la buena Pipa

El campeonato italiano más apasionante de los últimos años nos presenta una tendencia que se repite: goleadores argentinos en los puestos de vanguardia. Ante la partida de Tevez y la irregular temporada de Icardi; Higuaín y Dybala tomaron la posta, brillando en Nápoli y Juventus. Cuando llegue el turno de definir un once para medirse ante Chile, Martino tendrá por delante un desafío interesante.

Por Leo Timossi

Cuesta recordarlo, pero ya pasaron casi tres meses desde que Argentina derrotó a Colombia por 1-0 en Barranquilla, por la cuarta fecha de las Eliminatorias. La evocación se vuelve borrosa, lejana, y nos devuelve una producción consagratoria de Biglia, una actuación bastante más brillosa que la exhibida en los encuentros anteriores…y muy poco más.

El segundo año de Gerardo Martino en la Selección cerró de forma decorosa. La herida de la Copa América no sólo estaba abierta: asomaba infectada y con mal pronóstico . Para colmo de todos los males que parecían atar la soga alrededor del cuello del Tata, Messi sufría en Barcelona la peor lesión de su carrera. Y su reemplazante Agüero, el ancho de basto de una Selección por momentos autista, cae en desgracia a minutos de comenzado el duelo ante Ecuador. El resto, una historia menos apocalíptica, lejana de ser alentadora, pero más optimista: un triunfo, dos empates y una derrota, con apenas dos goles a favor (tres en contra) fue el saldo del inicio de las Eliminatorias Sudamericanas con Destino Moscú.

Entre estos 90 días simbólicos se sucedieron una cuantiosa variedad de hechos que invitan a creer que el futuro próximo será, en principio, promesa de un mundo mejor: Messi volvió de su lesión como si nunca se hubiese lesionado. Agüero se resintió un par de veces más de su dolencia, y cada vez que regresó, convirtió de a pares. Angelito Di María parece haber recuperado en el fútbol francés su fragor por convertirse en indispensable. Y en Italia, en el bendito Calcio tan vilipendiado, los argentinos vuelven con buenas noticias.

En el Nápoli, un equipito del sur de Italia en el que un argentino anduvo bien hace unos años, juega un tal Gonzalo Higuaín, delantero de esos a los que les resulta imposible caer indiferente. El Pipa, cabeza de serie del azurro puntero, lleva 21 dianas en idéntica cantidad de encuentros y sí no es éste el mejor momento de su carrera, ha sucedido algo maravilloso en estos años y nosotros, papastrulos, no supimos darnos cuenta.

Y mientras el Pipa se confirma como el delantero más efectivo de Europa con un promedio ideal, Paulo Dybala se erige como la ¿revelación? de los últimos años. La Joya (12 goles en Liga, 2 en Champions) ya superó su mejor registró en Italia a falta de cinco meses para que finalice la temporada. ¿Cuál será el límite del ex Instituto? ¿Le alcanzará para convencer a Martino y meterse dentro del once de la Selección?