Higuaín, el hombre sin memoria

Mientras Nápoles vive sus horas más dulces desde que se fue Maradona, un artillero francés con sangre albiceleste goza el momento más brillante de su carrera. Gonzalo Higuaín, el hombre que se olvidó de un error inolvidable.

Napoli - Carpi
El Pipa lleva 24 goles en 24 partidos en Italia. Bestial.

En julio de este 2016, cuando el ahora añorado frio se cuele por las hendijas de cada hogar en este suelo, se van a cumplir dos años de uno de los errores más clamorosos que hemos cometido los argentinos, y entre ellos, quien suscribe. En mi defensa, podría argumentar, con sinceridad, que mi reflexión fue el fruto de una sensación de pena y comprensión, bastante lejana de una expresión de deseo. Probablemente esto, de todas formas, ya no tenga importancia.

Desde aquella tarde en la que Gonzalo Higuaín dilapidó una oportunidad inmejorable frente a Manuel Neuer, que a la postre terminaría clausurando su arco y consagrando a Alemania como campeón del mundo, el Pipa no ha dejado de invitarnos a callarnos la boca a todos aquellos que pensamos que su fallo significaría un punto de quiebre en su ánimo y su carrera.

Tal es así que en su primera temporada tras la final, igualó los mejores números de su carrera, convirtiendo en 29 oportunidades para Napoli, como había hecho en la temporada 09/10 para el Real Madrid. Así es el Pipa: tiene ese fuego sagrado que no abunda entre los más virtuosos. Por eso se fue bajo su responsabilidad y expectativa de un club donde muchos quisieran quedarse a vivir y no alcanzan a desarmar las valijas.

Así llegó al elenco napolitano, una institución que, a priori, estaba alejada de las aspiraciones deportivas de Higuaín, pero que le garantizaba titularidad, confianza, minutos; algo con lo que no contaba en Madrid o que lo hacía, pero por debajo de sus merecimientos.

Aunque no defraudó nunca, esta temporada que corre es la de su explosión, la que sirvió como lección para los grandes europeos que lo dejaron llegar hasta Italia: Higuaín lleva 26 goles en 29 partidos, 24/24 en el Calcio. Una efectividad que lo convierte en el delantero más letal de Europa, algo que en los tiempos de Messi y Cristiano era poco menos que una utopía.

Ahora el Pipa, que está a cuatro tantos de concretar el mejor año de su estadística, tiene por delante otro desafío, tras prácticamente asegurarse ser el capocanionnieri: liderar al Napoli al campeonato italiano, lo que lo convertiría, por la magnitud y el contexto, en uno de los argentinos más trascendentes para un equipo extranjero en la historia.

Lo haría prácticamente en el aniversario del mayor fallo de su carrera, fecha en la que conmemora también, desde ahora y para siempre, el peor error de la mía.

Evasión fiscal: Lavezzi y Crespo, investigados en Italia

En la semana en la que Javier Mascherano se declaró culpable de defraudar a la Hacienda española, la cadena europea Sky Sport da cuenta de una investigación que tiene como protagonistas a varios argentinos.


Varias decenas de personas, entre ellos los futbolistas Ezequiel Lavezzi, Diego Milito, Germán Denis y el actual entrenador del Módena Hernán Crespo, están siendo investigados en Italia por presunta evasión fiscal, aseguró esta mañana la prensa del país europeo.

La investigación, que lleva el nombre de Fuorigioco (Fuera de Juego), apunta a desnudar la evasión fiscal y la falsificación de cuentas y documentos, por lo que el periódico italiano La Gazzetta dello Sport detalla que desde la apertura del proceso en Nápoles ya se llevan confiscados “activos por un valor de unos 12 millones de euros”.

Además de los argentinos, la investigación tiene apuntados nombres importantes como los de Aurelio de Laurentis, presidente de Nápoli; Claudio Lotito, mandatario del Lazio y el vicepresidente de Milan Adriano Galliani, entre otros.

El cuento de la Joya y la buena Pipa

El campeonato italiano más apasionante de los últimos años nos presenta una tendencia que se repite: goleadores argentinos en los puestos de vanguardia. Ante la partida de Tevez y la irregular temporada de Icardi; Higuaín y Dybala tomaron la posta, brillando en Nápoli y Juventus. Cuando llegue el turno de definir un once para medirse ante Chile, Martino tendrá por delante un desafío interesante.

Por Leo Timossi

Cuesta recordarlo, pero ya pasaron casi tres meses desde que Argentina derrotó a Colombia por 1-0 en Barranquilla, por la cuarta fecha de las Eliminatorias. La evocación se vuelve borrosa, lejana, y nos devuelve una producción consagratoria de Biglia, una actuación bastante más brillosa que la exhibida en los encuentros anteriores…y muy poco más.

El segundo año de Gerardo Martino en la Selección cerró de forma decorosa. La herida de la Copa América no sólo estaba abierta: asomaba infectada y con mal pronóstico . Para colmo de todos los males que parecían atar la soga alrededor del cuello del Tata, Messi sufría en Barcelona la peor lesión de su carrera. Y su reemplazante Agüero, el ancho de basto de una Selección por momentos autista, cae en desgracia a minutos de comenzado el duelo ante Ecuador. El resto, una historia menos apocalíptica, lejana de ser alentadora, pero más optimista: un triunfo, dos empates y una derrota, con apenas dos goles a favor (tres en contra) fue el saldo del inicio de las Eliminatorias Sudamericanas con Destino Moscú.

Entre estos 90 días simbólicos se sucedieron una cuantiosa variedad de hechos que invitan a creer que el futuro próximo será, en principio, promesa de un mundo mejor: Messi volvió de su lesión como si nunca se hubiese lesionado. Agüero se resintió un par de veces más de su dolencia, y cada vez que regresó, convirtió de a pares. Angelito Di María parece haber recuperado en el fútbol francés su fragor por convertirse en indispensable. Y en Italia, en el bendito Calcio tan vilipendiado, los argentinos vuelven con buenas noticias.

En el Nápoli, un equipito del sur de Italia en el que un argentino anduvo bien hace unos años, juega un tal Gonzalo Higuaín, delantero de esos a los que les resulta imposible caer indiferente. El Pipa, cabeza de serie del azurro puntero, lleva 21 dianas en idéntica cantidad de encuentros y sí no es éste el mejor momento de su carrera, ha sucedido algo maravilloso en estos años y nosotros, papastrulos, no supimos darnos cuenta.

Y mientras el Pipa se confirma como el delantero más efectivo de Europa con un promedio ideal, Paulo Dybala se erige como la ¿revelación? de los últimos años. La Joya (12 goles en Liga, 2 en Champions) ya superó su mejor registró en Italia a falta de cinco meses para que finalice la temporada. ¿Cuál será el límite del ex Instituto? ¿Le alcanzará para convencer a Martino y meterse dentro del once de la Selección?